Alex Cisneros, director de «A estas alturas de la vida», en Competencia Latinoamericana

Alex Cisneros, director de «A estas alturas de la vida», en Competencia Latinoamericana

Pensada originalmente para teatro, ¿Qué detalles tuviste que modificar de la idea original para adaptarla a la pantalla grande?

Originalmente habíamos pensado proyectar las locaciones en una pantalla para dar al espectador una sensación más realista dentro de un teatro. Las tomas durarían exactamente lo que durarían las distintas escenas. Nos dimos cuenta que si íbamos a filmar locaciones en tiempo real entonces podríamos perfectamente tener actores dentro de las mismas. Nos emocionó la idea porque vimos que la locación principal, una terraza en el edificio donde vive mi padre, nos ofrecía las condiciones ideales para filmar nuestra película, un sueño que compartíamos con Manuel desde el inicio de nuestra amistad.

¿Cómo fue la construcción de los perfiles de estos personajes marginados, oscuros?

Los personajes representan la indignación que provoca la hipocresía, la vanidad y el irrespeto hacia la gente sensible y honesta. Son personajes que viven una constante vulnerabilidad por no pertenecer, por no encajar, por ser auténticos.

¿Cómo encaraste la finalización de la película luego del fallecimiento del actor y tu amigo personal, Manuel Calisto?

Cuando finalmente tuve valor para enfrentarme al proceso de edición me concentraba mucho en él, era como tenerlo vivo, como si nada hubiera cambiado pero al final del día el resultado siempre era triste porque no dejaba de ser alguien querido a quién no iba a volver a ver. Empecé a concentrarme en todos los aspectos técnicos y me obligué a no recordar, esa fue mi forma de protegerme para seguir adelante y terminar la película.

¿Cuáles fueron los desafíos de filmar casi el 100 % en una sola locación, la terraza?

El mayor desafío fue no aburrir a la audiencia. Filmar una película en una sola locación puede ser muy práctico pero también puede ser la razón principal para que un espectador se levante y salga de la sala. Así que tratamos de no exagerar los momentos silenciosos y contemplativos, pusimos mucho énfasis en la importancia de los diálogos, la música y la fotografía requerían una cualidad ligeramente fuera de lo habitual y por supuesto la historia y sus personajes tenían que ser atrayentes en la medida de lo posible. También sabíamos que era necesario salir de la terraza en algunos momentos de la historia para dar una especie de respiro visual. De igual manera, la figura del narrador contribuyó para alejarnos de la monotonía que muchas veces es inevitable al tratar de filmar toda una historia en una sola locación.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

El estreno de la película es un proyecto importante para mí. Aparte de eso tengo que retomar el hábito de escribir. Hay varias ideas que rondan mi cabeza y me atrae mucho escribir un musical pero necesito un tiempo para asimilar que mis futuros proyectos no los voy a compartir con mi amigo y eso frena cualquier impulso por hacer algo nuevo

Loading Facebook Comments ...
SPONSORS 2014