12 películas en busca del Astor de Oro


La Competencia Internacional se nutre, este año, de doce títulos que reflejan lo mejor del cine internacional. Cada uno de ellos conforman una pieza de arte en sí mismo, pero también, y más importante, comprenden un corpus artístico variado, complejo y equilibrado. Una selección pensada para abarcar distintas temáticas, estéticas y formas de concebir el cine.

 

El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra – Colombia / Venezuela / Argentina

Ciro Guerra nos lleva de las narices por la historia épica del encuentro entre el chamán Karamakate, último sobreviviente de su tribu en la Amazonia colombiana, y de los dos primeros científicos blancos en recorrer la zona. Desde el primer contacto, el acercamiento y la traición, a través de cuarenta años. Inspirada en los diarios de viajes de los primeros exploradores, El abrazo de la serpiente, tercera película de su director, se presenta como un viaje sensorial, de impecable factura cinematográfica.


 

El apóstata, de Federico Veiroj – España / Francia / Uruguay

Una huida es también una búsqueda. A partir de esta premisa Federico Veiroj construye un relato intimista, en el que las creencias se deconstruyen para revelarse aún más fuertes. Tamayo, el protagonista, decide cuestionar su fe católica, y junto a esa primera pregunta -certera y mordaz- entonces todo lo que lo rodea hasta este momento, perpetuamente naturalizado. El resultado es un relato sensible e inteligente, con ojo escudriñador ante todo aquello que edifica la naturaleza humana.


 

El club, de Pablo Larraín – Chile

Cuatro curas y una monja viven enclaustrados en una casa, situada en un pequeño pueblo costero. Alejados de todo, purgan sus culpas por errores del pasado. Pero toda tensa calma estalla cuando un elemento ajeno es incorporado. Un quinto sacerdote apresura ese estallido y con él, se activa un drama psicológico en el que los climas asfixiantes y claustrofóbicos, se mezclan con una temática compleja, inteligentemente abordada por un director que siempre está forzando los límites de su cine.


 

El precio de un hombre / La Loi du marché, de Stéphane Brize – Francia

¿Cuánto puede aguantar un hombre? En El precio de un hombre esa pregunta sobrevuela la vida de su protagonista, Thierry -intrepretado por un lúcido Vincent Lindon-, quien luego de un extenso tiempo desempleado, toma el trabajo que consigue, a pesar de todo. Las decisiones más allá de nuestro propio bienestar se entremezclan en una anatomía de los derechos laborales en un mercado cada vez más voraz.


 

Eva no duerme, de Pablo Agüero – Argentina / Francia / España

Hiela la sangre. Hiela la sangre pensar que esta ficción, no es más que parte de nuestra historia contemporánea. Hiela la sangre la sensibilidad con la que Pablo Agüero retrata una historia que pasó de ser mito, a ser uno de los capítulos vergonzantes de nuestro pasado. Hiela la sangre el inteligente manejo de los recursos estilísticos, la lúcida musicalización, el material de archivo perfectamente seleccionado, y las brillantes actuaciones que acompañan un relato valiente, sin golpes bajos, ni extremismos políticos.


 

Koza, de Ivan Ostrochvsky - Eslovaquia / República Checa

Un pasado de gloria y brillo se enfrenta a un presente opaco, en la piel de Koza - real ex boxeador olímpico-, que debe pelearle a la vida, por sobre todas las cosas. Ivan Ostrochvsky logra un relato donde la belleza visual no está ausente para, paradójicamente, retratar la dureza de una vida que no lleva el rumbo deseado. Poética y árida a la vez, Koza se alza como una historia sensible encarnada en una ex gloria deportiva, una radiografía cruda de un hoy que no puede eludirse.


 

La isla del viento, de Manuel Menchón Romero - España / Argentina

La isla del viento es un homenaje al escritor y filósofo bilbaíno Miguel de Unamuno, haciendo foco en sus días de destierro a causa de la dictadura de Primo de Rivera. En clave revisionista, Manuel Mencón Romero, elige, para su primera película de ficción, la resistencia de un Unamuno perseguido por sus declaraciones opositoras al régimen militar, al rey y al sistema monárquico. Un profundo relato que atraviesa el pasado para cuestionar el presente.

 

La luz incidente, de Ariel Rotter – Argentina / Uruguay / Francia

Bello relato sobre la oscuridad de la soledad, luego de la compañía, la más oscura de las soledades. Sensible historia sobre una luz que nos advierte que estuvimos en penumbras. Ariel Rotter anatomiza y analiza ese instante, en el que el lugar de confort ya no es seguro, y solo queda lanzarse hacia la luz. Erica Rivas conmueve con una actuación que eriza la piel y traspasa la pantalla.


 

Mecánica popular, de Alejandro Agresti - Argentina

La nueva propuesta de Agresti bucea en el ambiente editorial, con un Alejandro Awada interpretando al editor estrella de filosofía, historia y psicoanálisis, Mario Zavadilkner. Nada es lo que parece. Desencantado con la sociedad, el ritmo de la cultura y de sus propias decisiones personales, Mario decide terminar con su vida. Sin embargo, como si el destino se propusiera seguir jugando con ese personaje devastado, se encuentra con una joven escritora que amenaza con suicidarse si él no lee su novela. En un relato de una sola noche, inmerso en una editorial a media luz y con un empleado de seguridad, interpretado maravillosamente por Patricio Contreras, se suscitará una historia digna de ser publicada.

O futebol, de Sergio Oksman – España

El fútbol funciona como una excusa para el encuentro entre padre e hijo, luego de dos décadas de ausencias. Excusa clara y concisa. Sismao y Sergio se reencuentran en el mundial 2014. Y en este raid futbolístico, mirado no en estadios sino en bares, se sucede la vida. Como en el fútbol. Todo sucede frente a nuestros ojos. La película de Sergio Oksman, jugando entre la ficción y el documental, es un ensayo sobre las relaciones, las ausencias, y las decisiones, que implican siempre una renuncia.


 

Remember, de Atom Egoyan – Canadá

Olvido y recuerdo se entremezclan en este thriller psicológico en el que el puntapié inicial es la demencia senil de su protagonista, Zev Guttman, encarnado por un inmejorable Christopher Plummer. Pero es solo el comienzo. La búsqueda incansable de un guardia nazi que seis décadas atrás asesinó a su familia, y su necesidad de venganza, se irán entrelazando con la pérdida de su memoria y la lucidez de las heridas psíquicas. Atom Egoyan construye un relato de tensión constante, de cara al latente pasado.


 

Tangerine, de Sean Baker - Estados Unidos

Sin-Dee es una prostituta trans de Los Ángeles que sale de la cárcel tras cumplir una condena breve. En el encuentro con su amiga Alexandra, Sin-Dee confirma el rumor de que su novio Chester tuvo una relación con otra mujer en su ausencia. Ambas amigas inician la búsqueda de la verdad trajinando el barrio donde viven y trabajan: el cruce de Santa Monica y Highland, zona de prostitución y tráfico de drogas. Con actrices trans no profesionales, Sean Baker elige filmar Tangerinecon iPhones para registrar el vértigo del presente, alejarse del glamour y la estilización del retrato de los márgenes del más tradicionalista cine estadounidense y al mismo tiempo no replicar el realismo minimalista de ciertas películas indies.

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival