«El precio de un hombre» - La dignidad vs el mercado


Liberté, égalité y fraternité. Thierry es simplemente uno de los miles desempleados franceses. La crisis económica europea ha desestabilizado los mercados y las cifras reflejan perplejamente el suscitar de los embates de un capitalismo feroz. En El precio de un hombre, de Stéphane Brize, Thierry es el ejemplo. Es esa pequeña puesta en abismo de un mal que contagia a todo el mundo, devenida en el deambular cansino de un hombre que hace más de 20 meses que no consigue trabajo. Esa carga desgastante y deshumanizante la lleva en sus hombros Thierry –un lúcido Vincent Linden- y se refleja constantemente, en las decisiones de cámara, como esa pasividad supuesta comienza a convertirse en un hastío latente.

Detrás de los números y las estadísticas sobreviene la realidad humana. El precio de un hombre hace foco en esa deshumanización que se pone en marcha cuando uno de los derechos universales, el acceso al trabajo digno, se pone en jaque frente a las grandes corporaciones y a un sistema que expulsa al individuo, sin culpas ni justicia.

Stéphane Brize compone un extraordinario mapa de situación, y plantea las preguntas que lamentablemente ya se han naturalizado y ocultado. Provocativa, ausente de maniqueísmos y a través de un hiperrealismo arrollador, El precio de un hombre pone el foco en la libertad del ser humano, en su dignidad y en la penosa, pero automatizada, pérdida de moral. Las imposiciones más allá del bienestar humano se entremezclan en una inteligente anatomía de los derechos laborales en un mercado cada vez más voraz.


MA 3, 09.00, AUD
MA 3, 19.30, AUD
MI 4, 17.00, AUD

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival