INSCRIBÍ TU PELÍCULA / SUBMIT YOUR FILM

«Lo que más nos divierte en el mundo es el cine de género»

Durante los últimos diez años, el cine de género viene atravesando un momento de radiante esplendor. ¿A qué se debe esto? Mayor demanda del público, cambio del paradigma con respecto a tendencias de consumo, cierta pérdida de notoriedad de otros géneros otrora prestigiosos y, un aspecto clave y el que nos convoca en esta nota, el sistema de distribución.

Para hablar sobre eso nos visitó Todd Brown (en el marco de una serie de charlas de marketing organizadas por el Festival), jurado de la Competencia Internacional, productor canadiense amante del cine de género, fundador del sitio TwitchFilm.com (lugar obligatorio de consulta) y jefe de adquisiciones internacionales para la productora y distribuidora XYZ Films.

Así como la demanda de cine de género aumentó en el último decenio, así también su producción. Pero hay un gran problema común a la mayoría de las producciones independientes, en especial las de habla no inglesa: la distribución.

Antes que nada, Todd nos habló sobre el cine de género y el público que lo consume.

"A diferencia de otros géneros, el cine de género se vende no por el renombre del director detrás sino por el concepto que se plantea. A su vez, siempre hay público porque las personas que consumen estas películas buscan cosas nuevas porque lo que ya se vio una vez no causa el mismo efecto cuando se vuelve a ver. Los amantes del género están en permanente búsqueda de nuevas sensaciones”, explicó Brown.

Asimismo, las potencialidades del cine de, por ejemplo, ciencia ficción, son infinitas, en especial para hacer sátiras sociales y políticas, en las que el género sirve para plantear ciertas cuestiones sin necesidad de explicitarlas.

Otro punto importante es que, a diferencia de lo que pasaba hace algunos años, los festivales de cine más importantes del mundo tienen secciones dedicadas enteramente al cine de género. Ya casi que no se concibe un festival de cine sin una sección de medianoche o un espacio exclusivo para los amantes del terror y la ciencia ficción.

Frente a este panorama, la pregunta que surge, entonces, es: ¿cómo hacer que una película llegue al público, a los festivales y a los canales?

En XYZ Films, encontraron un suerte de método de testeo para probar el potencial éxito de una película: las "proofs of content” o "pruebas de concepto”, que consisten en filmar un teaser de 2 minutos de duración y mostrarlo a potencial público o distribuidores para ver si hay interés, si la película funciona. Ejemplos locales de esto son Gonzalo Gutiérrez de Argentina y Fede Álvarez de Uruguay, quienes filmaron teasers con pocos recursos y luego consiguieron la financiación para convertir esos breves minutos en largometrajes exitosos. Según Todd, todas las películas de la productora que pasaron por esta etapa, se filmaron y tuvieron su estreno y exitosa recepción del público.

A continuación, y de manera muy didáctica, Todd nos dio varios consejos (una lista de dos and don’ts) para lograr este cometido, cortito y al pie:

1) conocé tu mercado, que incluye público y distribución al momento de terminar la película (no antes porque el mercado, gracias a los avances tecnológicos, cambia año a año);

2) antes de empezar a filmar, pensá a qué festivales querés mandarla y averiguá los diferentes deadlines; en base a eso, armá el plan de rodaje;

3) determiná a qué tipo de público está orientada tu película;

4) decidí si vas a lanzar un teaser antes del estreno. Si sabés antes de terminar la película que hay un público que la quiere ver, mayores posibilidades tenés de convencer a las distribuidoras;

5) conocé a los programadores de los festivales a los que querés mandar tu película y contactalos (ejemplo concreto para Argentina: contactá a los programadores de Blood Window, la sección de cine de género de Ventana Sur);

6) si recién estás arrancando, filmá todo lo que puedas y mostrá lo que vas filmando, hacé que te conozcan;

7) hacé pruebas de concepto con potencial público o potenciales distribuidores, simples y baratas, con dos objetivos:

-que te conozcan y te financien

-conseguir la plata para hacer un largo

Lo que no funciona en general:

-cine splatter o exploitation: no hay distribución, excepto en festivales muy específicos;

-comedias o híbridos entre comedias y otros géneros: no hay posibilidad de venta en el exterior (como se sabe, la comedia es el peor género para vender en otras latitudes).

Lo que sí funciona en general:

-películas con fuerte desarrollo de personajes, inteligentes y alegóricas.Ejemplos: The Babadook, It Follows, Goodnight Mommy, Let the Right One In

 

Como vimos, Todd Brown nos dio una guía general, rápida y útil para empezar a hacer cine de género y pensar en la distribución. Porque cada vez se consume más, cada vez se hace más pero faltan estrategias o recursos para que las películas empiecen a ser redituables y circulen por el mundo. Porque queremos seguir viendo y descubriendo nuevas propuestas, "porque los dramas de conciencia social son aburridos y el cine de género es lo que más nos divierte en el mundo”.

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival