No abras esa puerta

 

 

Tiene un estilo único, imposible de confundir. Entre el amor por el cine clásico y la verborragia de la vanguardia experimental, se esconde Guy Maddin, el alma de los cineastas de Winnipeg, Canadá. Un realizador con una vasta filmografía que sorprende otra vez con una experiencia similar a meterse dentro de su propia fórmula creativa.

Mezcla de found footage y relato de aventuras, The Forbidden Room, tiene una presentación que remite a varios pilares del cine clase B. Desde aventuras románticas en medio del mar hasta las góticas narraciones británicas, Maddin atraviesa medio planeta, buscando la conciencia del cine.

Esa es la puerta que nos remite a un cuarto olvidado, a un cuarto prohibido. La llegada de un hombre extraño a un submarino perdido en medio del océano -pocas apariciones son más absurdas que esta en toda la historia- depara una narración en forma de cajas chinas, que llevan al espectador a dar la vuelta al mundo, trasladarse en tren, descubrir personajes intensos, oscuros y apasionados. El terror asoma en cada esquina cuando cada hombre es tentado a desarrollar su lado más pecaminoso. Volcanes, monstruos, figuras desfiguradas, sombras.

Cada puerta que se abre puede ser abierta, por ejemplo, por Geraldine Chaplin en plan diabólico, o Mathieu Amalric siendo sometido por sus propias pesadillas.

Recuerdos, cartas, miradas que conducen a diversos pasillos mentales deparan un viaje extraordinario. Sorprenderse con cada nuevo giro es lo que propone el creador de La canción más triste del mundo. Es cine del futuro y cine del pasado. Es una maquinaria temporal que no deja de funcionar, y en la que construye en formato plástico, un gran homenaje al celuloide, al verdadero celuloide, aquel que estallaba si se prendía un solo fósforo.

La comprensión del relato se limita a unos pocos audios y algunos inter títulos. Sin embargo, Maddin es fiel a los orígenes del arte cinematográfico. Deja que las imágenes narren solas.

Permitirse ser manipulado por Guy Maddin es siempre un placer, que no se puede dejar pasar.

JU 5, 19.40, AMB 4
SA 7, 22.20, AMB 4
DO 8, 22.20, AMB 4

 

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival