«Nos identificamos con Lady Di y Nafta Súper»

 

 

Loreti lo hizo otra vez. Y el resultado es explosivo.Kryptonita, basada en la novela de Leonardo Oyola, es una propuesta que combina el género de superhéroes con la cruda realidad que se vive a día a día en un hospital público del conurbano bonaerense. El resultado es un thriller apasionante, con influencias del cine de John Carpenter y los personajes de La liga de la justicia. Un drama intimista, en el que los verdaderos héroes viven entre las sombras y no necesitan de superpoderes para salvarnos en la vida cotidiana.

¿Cómo definirían ustedes la historia, sacando como referencia las conexiones con los cómics originales?

Principalmente, se trata de un film coral, centrado en las relaciones entre los protagonistas como base. Tiene elementos del policial, del cine de acción, sin dejar de lado lo social. Al tratarse de una película "de sitio”, donde los personajes están atrincherados en un lugar sin poder salir, la clave para atrapar al espectador es permitir la identificación con ellos, el enamoramiento. Como pasa en La Pandilla Salvaje, si uno se encariña con esos forajidos, y cree en su amistad, inconscientemente querrá que sobrevivan al final.

¿Por qué creen que en el conurbano bonaerense las personas con superpoderes podrían integrar una banda de marginales sociales?

La historia pretende darle voz a aquellos que habitualmente no la tienen. Darles un rol protagónico y poder demostrar en sus actos sus códigos y lealtades.

¿Cómo fue el trabajo con los personajes y actores? ¿Cuál fue el criterio para la selección de cada intérprete? ¿Qué sienten que le aportó cada uno?

Lo primero que se puede decir es que dejaron todo en la cancha. Realmente fueron un equipo desde el primer día, y fue muy fácil el trabajo con ellos. Aunque hubo muchos ensayos previos, cada uno trabajó su personaje con su propio estilo. Hubo actores que estuvieron elegidos ya desde el comienzo del proyecto, como Juan Palomino, Susana Varela, Diego Capusotto y Lautaro Delgado. En suscasos, eran elecciones cantadas para el personaje. Lautaro hizo mucho trabajo de investigación previa, tanto sobre Wonder Woman, como con chicas trans. A su vez, buscó el tono de voz del personaje en ensayos con Paula Manzone, que trabajó de coach en el film y Karen Bennett, que fue su madrina artística en lo referente al personaje de Lady Di.

Pablo Rago pasó una tarde entera hablando sobre cómics y las referencias de su personaje junto a Sebastián de Caro, y Diego Cremonesi fue internado por el director para que sepa de memoria diálogos larguísimos y cruciales para la trama, que tendría que decir en una toma sin cortes. De todas maneras, lo crucial fue lograr que uno crea que esta banda conformada por artistas de diferentes formaciones se viera como un grupo de amigos que pasó toda la vida juntos. Y funcionó.


 

¿Cómo fue el criterio para que exista un equilibrio visual, que los efectos especiales no tomen protagonismo sobre los conflictos dramáticos?

El criterio fue pensado ya desde la preproducción junto con Catalina Oliva, la directora de arte, y Mariano Benayon y Pablo Katsovitis –que diseñaron los matte paintings-, Andres Borghi y Mariano Tozzini –de efectos visuales- y Mariano Suárez, el director de fotografía. Entre ellos se armó la estética de los flashbacks, para que tuvieran su propia estética, que pareciera un cómic pero que no perdiera el espíritu del conurbano. Algo que Lautaro Delgado definió como un "Watchmen punk”.

¿Con qué personaje de Kryptonita se identifica más cada uno? ¿Qué superpoderes les gustaría tener en caso de poder elegirlo?

Nos identificamos con Lady Di y con Nafta Súper, por eso nuestra relación fue tan amorosa. Y porque nos gustaría volar y nos gusta ir a bailar.


 

 

 
DO 1, 13.10, ALD 5
DO 1, 18.50, ALD 5
LU 2, 0.00, AMB 1

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival