Para repensar nuestro cine

 

 

Se llevó a cabo la presentación del libro Notas para una contrahistoria del cine argentino, de Alberto Tabbia. En la Sala 6 del Paseo Aldrey, y presentada por Edgardo Cozarinsky, Fernando Martín Peña, Luis Ormaechea y José Martínez Suárez, esta edición realizada por el Festival recopila gran cantidad de escritos que permanecían inéditos. La amena charla entre los presentadores fue un gran marco para un material que promete ser indispensable para discutir el cine nacional.

Fernando Martín Peña introdujo a este libro "del que Edgardo me habla hace casi 20 años”. Tras señalar que "desde que está a cargo, José ha hecho que el Festival edite buenas publicaciones”, el Director Artístico de la 30º edición explicó que Notas… "superó todas las expectativas”. Según el propio Peña, la "gran claridad expositiva y la profundidad conceptual permanente” son características de Tabbia de la que todos los lectores podrán disfrutar.

El libro "es una compilación de artículos y notas sueltas sobre cine argentino” que "son nuevas y hasta revolucionarias”. En este sentido, Luis Ormaechea remarcó que el autor "no tenía ningún problema en patear el tablero cuando tenía que patearlo”. El responsable editorial del Festival destacó que es "un texto que dialoga directamente con las películas”, algo muy valioso en épocas en las que "se escriben libros sobre los libros”.

Toda la mesa coincidió en que, aun no estando de acuerdo con los postulados planteados, es innegable la profundidad de la argumentación en la escritura de Tabbia, convirtiendo la discusión con el texto en un verdadero placer. José Martínez Suárez complementó con anécdotas este postulado: cuando, años atrás, "se corría la voz de que iba a aparecer un libro de Cozarinsky y Tabbia” el mundo cinéfilo se desesperaba por leer esos verdaderos "estudios que nos costaba mucho trabajo entender”.

Edgardo Cozarinsky fue el heredero de los papeles del escritor y crítico, luego de su muerte en 1997. Como mejor amigo, el compilador de Notas lo definió como "una persona muy tímida” y "con un bloqueo para publicar”. Es por eso que es gracias a la "traición” de Edgardo podemos tener esta publicación póstuma. Por fuera de la broma, Cozarinsky manifestó que salda "una deuda con alguien que me enseñó mucho”.

Para que conozcamos "las cosas que en privado, y con tanta pasión, pensaba y sentía” es que ve la luz este libro. Otro motivo para celebrar el empeño que el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata pone en la divulgación del cine no-fílmico, que nos permite ampliar el horizonte de conocimiento sobre el séptimo arte.

Notas para una contrahistoria del cine argentino puede descargarse, de manera gratuita, en nuestra Página Web.

Descargar

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival