Publicidades del pasado en los ojos del presente

Las cintas duermen silenciosas en un depósito. Cientos de cintas que por años permanecen ajenas al mundo, hasta que un día llega alguien que las despierta. Ese alguien es Raúl Manrupe que, en el marco de la actividad especial "Cine Publicitario Recuperado 1966-1986”, presentó una primera selección de comerciales rescatados de las garras del tiempo. En la Sala 6 del Paseo Aldrey se pudieron ver 28 películas "con una calidad de imagen y sonido que no tuvieron ni cuando fueron puestas al aire”, tal como dijo Manrupe.

Fernando Martín Peña introdujo la actividad contando cómo fueron los inicios de este trabajo de investigación y recuperación. En el año 2002, Peña le brindaba una sala de cine de 250 butacas en la que Raúl veía en soledad los miles de metros de material. Autodefinido como "arqueólogo urbano”, Manrupe fue dividiendo el material por temáticas, aunque en aquella época -y por falta de apoyo que permitiera realizar proyecciones gratis- el proyecto no pudo ver la luz. Esta 30º Edición del Festival reparó esa injusticia permitiéndole a la gran cantidad de gente que concurrió, poder volver a revivir recuerdos de un tiempo no tan distante.

La actividad, patrocinada además por el Museo Pablo Ducrós Hicken -heredero de las cientos de cintas de los Estudios Alex-, fue recibida con gran entusiasmo. La reacción de los presentes al ver en pantalla a Luis Sandrini, Chunchuna Villafañe, Agustina Elizalde, Victor Hugo Vieyra, y otras muchas estrellas de la época, reafirmó la certeza de que recuperar nuestros archivos históricos es una tarea indispensable para conocernos, acordarnos cómo éramos y repensarnos.

Fernando Martín Peña hizo hincapié en este sentido: "Es muy raro lograr tomar conciencia de que el cine publicitario también tiene una historia”. Para Manrupe, la publicidad es "el reflejo de la sociedad del momento” ya que "hace referencia a algo ya existente porque sino no tiene dónde anclarse”.

A su vez, el historiador indicó que "en una época en donde podían hacerse 10 largometrajes por año” la industria cinematográfica vivía de este mercado. Tanto directores reconocidos, como aquellos que recién empezaban, técnicos de todas las áreas y actores, pudieron vivir de los casi 2000 comerciales que se realizaron en el año 1966 y los más de 3000 que se hicieron en 1969. En este contexto, la investigación y recuperación realizada no solo permite la posibilidad de revivir, en una excelente calidad, estas joyas del cine publicitario, sino también comprender la incidencia que tuvieron en nuestra historia.

Sea desde aquellos trabajos con dibujitos con lápiz, como explicó Ricardo Colombo -director de uno de los comerciales proyectados y presente en la sala-, o desde la actual digitalización con tecnologías inimaginables en aquel entonces, la publicidad mantiene rasgos que la caracterizan. Con el impulso dado en esta Edición del Festival, la programación proyectada promete ser la primera de muchas que llegarán para que podamos disfrutar de esos productos que muchas veces nos son impuestos, pero que siempre hablan de la realidad en la que nacen.

Cristian Cimminelli

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival