«Una película sobre el dilema de la memoria y el silencio»

 

Reconstrucción histórica y familiar de un ícono de la región, de la mano de su nieta, en la ferviente búsqueda de llegar a conocer a la persona detrás del hombre político. Marcia Tambiutti indaga a sus propios familiares, y enfrenta las reticencias de bucear en el pasado, documentando el proceso, como si el camino fuese más importante que el resultado. Inteligente relato en clave intimista sobre la necesidad personal y social de revisar nuestra historia, con eje en el presente.

 

¿Por qué hacer algo sobre Allende si ya hay tanto publicado?

Yo buscaba algo muy personal: ¿Cómo era mi abuelo cuando estaba en familia, entre amigos, de vacaciones o con sus nietos? Para responder eso, necesitaba hacer una búsqueda propia, desde el interior de mi familia, algo que no había sucedido con ninguna biografía, película o investigación anterior. Además, la gran mayoría de lo que existe -incluyendo las películas- redunda en su consecuencia y sacrificio el 11 de septiembre de 1973 o está hecho desde un análisis político ideologizado, por personas que participaron activamente en la época de la Unidad Popular, mientras que mi interés está en descifrar el carácter cotidiano de mi abuelo y reflexionar sobre la huella que dejó en la familia. Ser de otra generación me ha permitido abordar los hechos desde otro punto de vista, por ejemplo, el documental se da la libertad de explorar cómo transcurre la vida cotidiana de las personas que rodean a un líder cuya prioridad es el bien común de la patria, y sobre todo, ingresar al plano de las emociones.

¿Por qué es importante ver esta película hoy?

La película presenta un dilema sobre el papel de la memoria y el silencio respecto a temas dolorosos, que son cosas que suceden en cualquier familia en cualquier parte del mundo. En mi búsqueda voy empujando de una manera cariñosa a que mi familia recupere la posibilidad de hablar de nuestro pasado sin toda la carga de dolor. Compartir ese dolor entre seres queridos puede ser liberador. Ojalá el documental resulte inspirador en términos de la resiliencia humana. Desde otro punto de vista, sin haber previsto la gran crisis actual sobre el financiamiento de las campañas políticas (en Chile y en varios países del mundo), la película retrata una manera de hacer la política basada en el sacrificio particular, por convicciones e ideales, cuya mística hay que recuperar. Mi abuelo y sus colaboradores sufrieron grandes hoyos financieros, trabajaron arduamente durante sus largos recorridos por todos los rincones del país, a veces se quedaban en lugares humildes, y por ello conocieron a fondo la situación social del pueblo chileno. Dado que la película presenta muchas capas, también permite reflexionar sobre el papel de la mujer en la política, en la toma de decisiones o bajo figuras masculinas fuertes, hasta en su manera de sobrellevar aspectos dolorosos en silencio. En general, en los sacrificios de quienes no son los líderes, pero tienen un compromiso férreo con las causas también, lo que hasta ahora ha pasado invisible y vale la pena reflexionar.

¿Qué significado tiene recuperar imágenes de Salvador Allende?

Fui buscando entre los amigos y colaboradores cercanos a mi abuelo imágenes como las de los álbumes familiares que nos fueron robados durante el golpe. Aparecieron algunas increíbles, por ejemplo, un filme mudo en blanco y negro de Chicho disfrazado con la ropa del hijo de un amigo, que me permitieron conocer un lado muy lúdico de mi abuelo que no hubiera imaginado tan profundo. Por otro lado, hay muchísimas imágenes dispersas de mi abuelo, y si bien, el exilio instaló en el imaginario colectivo una figura icónica muy repetida, Chicho tuvo una intensa vida pública por décadas, que fue bien registrada en imágenes. A pesar de que durante la dictadura muchos de los registros fueron destruidos, incluso en Chile al buscar en archivos públicos es posible encontrar imágenes muy valiosas desde un valor más personal. Recuperarlos o traerlos a la luz es una pequeña victoria contra el intento de la dictadura de borrarlo. El punto de vista de la película es "des-archivar” los registros públicos, apropiárselos desde una mirada que se centra en los gestos, en lo anecdótico, en descubrir objetos personales que se salvaron, en observar cómo utilizaban los distintos espacios de la casa. La complementariedad de esos dos mundos, me dio la oportunidad de acercarme o conocer de una manera más integral a mi abuelo y me ayudó a conciliar el hombre público con el hombre familiar.

 

 

 

MI 4, 13.10, CIN 1
MI 4, 21.40, CIN 1
JU 5, 16.00, CIN 1

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival