INSCRIBÍ TU PELÍCULA / SUBMIT YOUR FILM

«Capitán Fantástico» - Los chicos están bien

Viggo Mortensen da vida al padre de una familia atípica, comprometido con sus ideas y decidido a construir un mundo ideal para sus hijos 



Desde la década del 60, con el surgimiento del movimiento hippie en los Estados Unidos, la izquierda norteamericana se ha vinculado con cierto ideal anarquista erigido sobre la nostalgia de una vida pre urbana. El malestar provocado en la juventud por la cultura del consumismo fue el germen de un ideario  anti-sistema, que veía en la vuelta a la naturaleza el camino para reencontrarse con una esencia humana corrompida por la vida moderna. Se trataba de retornar al imperio del "buen salvaje” que imaginó en sus orígenes el liberalismo francés. En las últimas décadas, la cultura Indie se apropió de esta utopía y la rodeo de ciertos símbolos folk americanos para continuar ese legado del hippismo. En el cine, películas como The Beach (2000) o Into the Wild (2007) testifican este anhelo idealista y contestatario que abreva menos de la clásica izquierda socialista y más de los valores libertarios e individualistas que caracterizan a la cultura del gran país del norte. Capitán Fantástico, la película del director Matt Ross, retoma esta tradición romántica para contar una entrañable historia sobre el peso de los sueños e ideales en la paternidad.    

En la perfecta soledad del bosque, entre cascadas y montañas, Ben y su esposa han criado a sus hijos como "reyes filósofos”, bajo un estricto régimen educativo diseñado por ellos mismos, en perfecta armonía con sus valores y principios. La numerosa familia lleva diez años alejada de los estímulos de la sociedad moderna, sumergida en lecturas de física cuántica, teoría política y clásicos de la literatura universal,  abocada a proveerse sus alimentos mediante la caza y a confeccionar su propia ropa. Pero el idilio se desvanece cuando la madre enferma y debe volver a la ciudad para recibir tratamiento. Viggo Mortensen destaca por un gran trabajo encarnando a Ben Cash, afectuoso y exigente jefe de este singular clan que, como en las tradicionales road movies, se embarcará en una aventura que lo llevará más allá de los límites de su propio mundo.  

El segundo y aclamado trabajo de Ross pone en escena las contradicciones a las que nos enfrenta la tarea de ser padres. El guión evita los lugares comunes y alumbra las luces y sombras de sus personajes, para escapar a concepciones maniqueas o simplificadoras y dar lugar a la la propia interpretación. En Capitán Fantástico no hay buenos ni malos, ni conclusiones o mensajes moralistas. La historia nos muestra los claroscuros de un hombre decidido a ser el mejor padre del mundo,  a veces incluso a costa de sus propios hijos.

Leonardo Mangialavori
 





Proyecciones: 
Hoy, Lun. 21 nov - 21.10 - AMB 1

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival