Descubrir, admirar y revisionar

El 31º Festival propone un viaje por la filmografía de talentosos cineastas, varios de ellos, desconocidos en nuestro país, así como el rescate de obras olvidadas que merecen segundas oportunidades para ser disfrutadas. 

 

En cada edición del Festival aparecen cineastas que construyeron una notable filmografía autoral pero no siempre tienen o tuvieron la relevancia que merecía, o acaso son completos extraños para los argentinos.

El 31º Festival podrá contar con la presencia de la obra de siete autores destacados de la filmografía mundial. Veteranos maestros como Masao Adachi, artífice de la ola de cine revolucionario surgido a mediados de los 50 en Japón, polémico, político y desatado, hasta el insurgente Ted Fendt, que con su obra joven, íntima y minimalista se abre paso entre el cine indie estadounidense.

También se van a poder apreciar obras de dos cineastas franceses que transitaron la crítica más intelectual, pero se convirtieron en dos referentes del nuevo cine francés que vinieron para renovar la teoría del autor, desde los años 80 hasta ahora.  Olivier Assayas posiblemente no necesite presentación. Películas como Irma VepClean, Demonlover, o su última obra, Personal Shopper -galardonada en la última edición de Cannes- ya lo ubican como uno de los realizadores más importantes contemporáneos. Pierre León es prácticamente un desconocido en nuestras tierras, y por eso es una oportunidad fantástica para descubrir su sensibilidad y magia para narrar. Rusia y Francia se conectan en el recorrido por las obras de León, intercalado por anécdotas personales y adaptaciones de Chejov o la mitología griega.

Otros directores a descubrir son: el estadounidense Thom Andersen, y su mirada particular sobre el cine, el documentalista finlandés Peter Von Bagh y Wang Bing, un destacado observador de la sociedad china actual.

Además, el Festival propone en la sección Revisiones, la oportunidad de volver a asombrarse o admirar por primera vez, la grandeza del espectáculo de los tiempos dorados de Hollywood. Desde las épicas mudas de John Ford y King Vidor -que se proyectarán con música en vivo a cargo de la Orquesta Sinfónica de Mar del Plata bajo la dirección del maestro Diego Lurbe- hasta los más maravillosos cortometrajes del genio de Buster Keaton, lo mejor y más oscuro, decadente y polémico del cine noir estadounidense, para finalizar con grandes epopeyas que simbolizaron el fin de una edad para la industria estadounidense.

Pero dentro de las revisiones, el cine argentino también preserva su lugar. El Museo del Cine, pondrá a disposición del espectador, la posibilidad de disfrutar las publicidades de antaño que generarán nostalgia y placer, la única oportunidad de ver una de las primeras películas del cine argentino, Manuelita Rosas, y se contará con la presencia Dan Streible, profesor y director del Archivo y Preservación de Películas en la Universidad de Nueva York,  que organiza el simposio de películas huérfanas.

También se podrá disfrutar de Homenajes a figuras del cine argentino como  Alfredo Alcón, Ernesto Arancibia, Amelia Bence, Rubén Cavallotti, Agustín Cuzzani, Simón Feldman, Vlasta Lah, Luis Moglia Barth, Julio Porter y Carlos Schlieper.

Por último, no puede faltar el rescate de obras clásicas, que se creían perdidas y se van a poder proyectar como si fueran estrenos de hoy, y la sección de placeres culpables del festival. Generación VHS vuelve con propuestas disímiles y bizarras, pero también con un lujo como pocos, la revisión de Apocalipsis Now (versión Redux) con la presentación de su director de fotografía, ganador del Oscar por este trabajo, el maestro Vittorio Storaro.  

Una edición del festival que tendrá cine para todos los gustos. A descubrir y disfrutar.

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival