INSCRIBÍ TU PELÍCULA / SUBMIT YOUR FILM

El actor ilustre

Oscar Martínez ganó la Coppa Volpi al Mejor Actor en el 73º Festival Internacional de Cine de Venecia por su interpretación en «EL ciudadano ilustre».


Desde Venecia llegan increíbles noticias para el cine nacional. Oscar Martínez se hizo acreedor a la Coppa Volpi como mejor actor protagónico por su interpretación en El ciudadano ilustre, nueva película de Mariano Cohn y Gastón Duprat.
 
"Es una altísima distinción y me honra muchísimo. Basta ver la lista de nombres de quienes lo han ganado como para sentirse muy alagado y emocionado por este premio”.

Martínez interpreta a Daniel Mantovani, escritor argentino ganador del premio Nobel de Literatura, pero radicado en Barcelona hace varios años. Un día recibe una invitación para viajar a Salas, su pueblo natal, donde recibirá el título de Ciudadano ilustre. Sin embargo, el reencuentro con viejos amigos y una ex novia le complicarán la estadía, especialmente cuando descubran que muchos de los personajes de las novelas de Daniel, están inspirados en habitantes de Salas. 
 
Cohn y Duprat -ganadores de la Competencia Argentina en el 24º Festival por El hombre de al lado- son fieles a un lenguaje propio, y mantienen el mismo tono de comedia negra que les dio reconocimiento internacional con sus anteriores obras, El artista –Competencia internacional, 23º Festival- y Querida voy a comprar cigarrillos y vuelvo.
 
El ciudadano ilustre fue uno de los 20 títulos que pelearon en la Competencia Oficial por el prestigioso León de Oro, que se llevó el filipino Lav Díaz por The Woman Who Left. Además del reconocimiento para el protagonista, la película de Cohn y Duprat ganó el Premio Giovani Giurati –Jurado Joven- del Vittorio Veneto Film Festival.
 
"Aparte de ser el Festival más antiguo de Europa y, junto con Cannes, el más prestigioso, ocurre en Italia que fue la cuna de los más grandes cineastas del Siglo XX. Amé el cine italiano, el neorrealismo italiano, a la increíble constelación de directores, actores, actrices y guionistas que tuvieron durante décadas en este país”, afirmó el actor argentino. 
 
Pero no fue la única argentina en traer reconocimientos bajo el brazo. Kékszakállú, dirigida por Gastón Solnicki, se llevó el premio FIPRESCI de la crítica internacional al mejor film de la sección Orizzonti y el premio Bisato d'Oro de la Crítica Independiente.
 
El ciudadano ilustre se estrenó en todo el país con notable recepción de público y crítica el pasado jueves 8 de septiembre.

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival