INSCRIBÍ TU PELÍCULA / SUBMIT YOUR FILM

Las intermitencias de la memoria

Entre las ediciones de los nuevos libros del Festival, se presentó Homenaje a personalidades del cine argentino, una edición que compila textos de reconocidos artistas de la escena local que recuerdan y revalorizan a íconos del cine nacional, como un ejercicio a favor de la remembranza.

Más allá de que ese mismo día se cumplían 100 años del nacimiento del director argentino Julio Porter, la idea de José Martínez Suárez junto a Fernando Martín Peña excedía todo posible aniversario. El verdadero sentido de la reunión y del lanzamiento de Homenaje a personalidades del cine argentino fue el de frenar el avance del olvido de directores, actores y personalidades de nuestro cine. Es decir, homenajear por el solo hecho de recordar, de traerlos al presente por su valor intrínseco, y no por conmemorar alguna fecha en particular. 

"La gente sólo muere cuando desaparece la última persona que la recuerda”, expresó Martínez Suárez, en su introducción al encuentro. A través de un ejercicio de memoria y afecto, los textos escritos especialmente para dicho ejemplar –cuyos autores son Fernando M. Peña, Raúl Manrupe, Mario Gallina, Luis Porter, Amelia Bence, Daniel López y Natalia Taccetta-, recorren historias maravillosas, anécdotas particulares y apreciaciones sobre largometrajes históricos. 

Los autores explicaron sus acercamientos a los capítulos, donde cada uno de ellos escribió sobre una personalidad de nuestro querido cine. Y todos con el aporte de su singularidad para los distintos tipos de escritura.

Mario Gallina –historiador e investigador de cine y teatro argentino- redactó el artículo "El paradigma de los actores argentinos”, dedicado exclusivamente a Alfredo Alcón. Su descubrimiento, su trabajo en películas como Nazareno Cruz y el lobo o Piel de verano, y el reconocimiento de un actor que es uno de los referentes de la filmografía nacional. 

Luis Porter -el hijo del destacado director de mismo nombre-, escribió el artículo que trata sobre su padre. "Era una persona diversa. El recuerdo que tengo de él es a través de las personas que estaban en casa”, cuenta Porter. Discépolo, Diana Maggi, Lucas Demare, son algunos de los nombres que surgieron del recuerdo.
 
Según Porter, el material producido por su padre se encuentra en vías de extinción; existe muy poca información en las redes sociales, por lo cual este nuevo libro es una buena oportunidad para reivindicarlo y mostrar una suerte de biografía a través de su obra. 
 
Raúl Manrupe -presentado por Peña como un "arqueólogo urbano”, un investigador del cine- abordó la vida y obra del dramaturgo Agustín Cuzzani. "Trabajó en películas de un humanismo muy grande. Era una figura de teatro, pero también un artista multimedio”, expresó Manrupe. Y también se lamentó de la sensación de invisibilidad y de posible desaparición de las obras y del recuerdo de los homenajeados. 

Peña, por su parte, aclaró que el libro no pretende ser exhaustivo, ya que sería imposible abarcarlo todo. "La vida no puede resumirse, pero sí podemos animarnos a buscar donde no solemos hacerlo”. La idea central de la publicación -editada junto a Luis Ormaechea- se plantea como un contenido lúdico, un juego intertextual entre los escritos y las ilustraciones y fotografías. "Hay imágenes poco reconocidas, muy poco vistas, obtenidas gracias al Museo del Cine”. Para continuar el recuerdo, se invitó al público a ver las películas que forman parte del ciclo de homenajes, en el cual se proyectarán dos largometrajes por día en el Museo Mar, con entrada libre y gratuita. 
 
 
Ezequiel Vega

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival