«No sabés con quién estás hablando» - Delirio en estado puro

Demián Rugna presenta hoy su largometraje en Competencia Argentina

«Este flaco parece salido de una película» Así, desde anécdotas y características de su propio grupo de amigos, Demián Rugna despliega una película de antihéroes, con ambiciones bastante cuestionables. En tono absurdo, se despliega un abanico de personajes increíbles y de situaciones que se encadenan en un raid que solo puede llevar a la carcajada. El humor y la ironía estallan en la pantalla, con una llamativa factura técnica, aportando a la Competencia esa película de humor que hacía tiempo el cine argentino estaba esperando.


¿Cómo surge la idea de No sabés con quien estás hablando?
¿Viste cuando uno dice "este flaco parece sacado de una película"? Tengo un grupo de amigos que somos unos fracas totales y cada uno de ellos me dispararon ideas para basar a estos personajes. Incluso tengo un muy amigo al que quiero mucho y en el que se basa el protagonista, todo su rebusque en la calle y su fanatismo por los fierros. Creo que el punto fue fusionar dos universos propios muy diferentes: el cine fantástico y la vida de un joven inmaduro de clase "baja alta" en un barrio del conurbano.

Es increíble el trabajo de delineamiento de personajes, esos antihéroes cotidianos, con sus ambiciones bastante cuestionables. ¿Cómo fue el trabajo desde el guion y luego en la dirección de actores?

Desde el guion fue muy visceral e intuitivo. Conocía la esencia de cada personaje porque cada uno me remitía a mis amigos y cada uno de ellos tiene algo de mí. Por eso tienen algo de genuino. Y a la hora de dirigir fui claro en el primer momento: "Ensayemos todo lo que podamos, porque después en rodaje voy a tener muy poco tiempo para darles indicaciones”. El trabajo realmente fuerte fue la búsqueda del actor justo para cada rol.

Es muy difícil encontrar influencias de No sabés con quien estás hablando en el cine nacional. ¿Las hay? ¿Y cuáles son las películas extranjeras?
Me cuesta un poco encontrar acá la verdad, creo que hay un poco de los Coen sobre todo con El gran Lebowski, un poco de Snatch... Tarantino? mm nah, me parece que me fui al carajo!

¿Cuáles fueron los desafíos a la hora del rodaje?
En mis películas anteriores los desafíos eran hacer que los monstruos y efectos especiales funcionen bien, que esas escenas queden buenas. En esta, tenía bien claro que mi desafío principal era hacer una buena escena de duelo de coches con solo dos días de rodaje. Cuando me reunía con Javier Díaz, el productor, él no creía que era importante esa escena, porque veía en el guion un montón de escenas recontra complejas y muy poco tiempo de rodaje. Me decía: "Hay un montón de situaciones que son complejas, no me hables de los autos nada más, decime cómo vas a hacer el resto!" Yo le respondía: "Esas las hago, quedate tranquilo, pero por favor conseguime una grúa”. Fabian Forte, quien me asistió en la dirección me dijo: "Bueno, está bien, la escena de los coches que vos pedís lleva cinco días para rodarla, pero en la película dura sólo cinco minutos, ¿decime cómo hacemos para meter los otros 85 minutos en cuatro semanas?”. El desafío luego era adaptarse y hacer la película lo mejor que se pueda en las condiciones y tiempo que tenía.

¿Cómo fue el proceso de escritura y cuánto hubo de improvisación durante el rodaje?
Qué loco, porque el proceso de escritura fue justamente en Mar del Plata. Ahí, por el Alfar, tirado en la arena culo pa’ rriba, escribiendo en un cuaderno -es la segunda película que escribo tirado en ese lugar-. Después llegué a casa, la pasé a la compu y la cerré. No hubo muchas versiones, creo que solo dos leves correcciones. Un par de productores leyeron el guion y no me dieron ni bola, entonces abandoné el proyecto hasta que años después apareció Díaz, el productor valiente. En cuanto a la improvisación hubo poco, yo soy un director que le gusta ensayar con los actores y entiendo que el momento de experimentación es ese. Hubo mucho ensayo en los que crecieron las ideas. Me gusta ir a rodaje teniendo todo controlado, sobre todo porque mis películas no dan tregua. Sin planificación, no podría hacer lo que hago.

Agustina Salvador


 

 



 
Proyecciones:
Sáb 19 nov - 18.50 - ALD 5
Dom 20 nov - 16.00 - ALD 5

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival