Películas escondidas - «Una práctica de la memoria»


Alejandro Areal Vélez y Claudia Sandberg dirigen Películas escondidas que se presenta hoy en la sección Cine sobre Cine.


Después del golpe de Estado a Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973, numerosos artistas chilenos tuvieron que escapar a Alemania del Este, en donde encontraron refugio ante la persecución política que azotaba América Latina. La DEFA -principal productora de los film producidos del lado oriental- contrató numerosos técnicos y autores que empezaron a narrar historias sobre personajes exiliados.

La cineasta alemana Claudia Sandberg recuerda que siempre estuvo interesada en las películas chilenas de la DEFA y durante un viaje a Santiago en 2012 coincidió que el Instituto Goethe y la Cineteca chilena organizaron una retrospectiva "Después de las proyecciones algunas personas me preguntaron: ¿Dónde podemos conseguir los films? ¡Los necesitamos para proyectar en nuestro colegio! Esas películas hechas en Alemania del Este habían encontrado una segunda vida en Chile”, relata Claudia. "En Argentina, conocí a Alejandro Áreal Vélez y le conté la experiencia. Me respondió: ¡Hay que hacer un documental sobre este tema! Así nació Películas escondidas”. 
 
¿Cuáles eran las expectativas de ambos antes de exhibir las películas de la DEFA en Chile, México, Argentina y Alemania?
Alejandro Áreal Vélez: Creo que la condición que hizo que estos films sean "películas escondidas" de algún modo sigue vigente en Chile. En Argentina tuvimos dos funciones con mucha gente, que se identificó con las películas proyectadas; en Alemania hubo una función en el histórico Zeughauskino. Las proyecciones de México fueron en universidades con estudiantes que mantuvieron una mirada alerta. En el documental hay algo de "espectadores escondidos", que recrean eso: son ex emigrados o un puñado de personas que se acercan a una sala comercial, en una función especial, a la noche, a ver de qué se trata. Por otro lado, los estudiantes de la carrera de comunicación manifestaron sorpresa, incomodidad, pero también curiosidad ante historias para ellos desconocidas.          
                                                                                    
"Todos los protagonistas querían hablar sobre sus experiencias de haber sido parte en la filmación de las películas DEFA. Frecuentemente sus vidas en Alemania del Este tuvieron mucho que ver con los papeles representados".  
Claudia Sandberg: La reacción más inesperada para mí fue la de un grupo de jóvenes chilenos que se sintió casi insultado por haber visto películas que contienen una opinión política muy de izquierda. Según esos jóvenes, las películas representan solamente una parte de la historia. Esto provocó una división en los estudiantes, y esa sensación de choque era palpable en la sala en que tuvimos la discusión. En Chile, siempre había una cierta precaución por no decir algo malo u ofensivo. Los debates públicos acerca de violaciones de derechos humanos e incluso el tema del exilio son escasos allá. La gente habla, pero la sociedad en sí está dividida en la evaluación de los años de Pinochet, y parece que no va a establecerse un consenso en el futuro. La ausencia de este tema en las esferas públicas se nota en cómo las nuevas generaciones discuten sobre las películas de la DEFA.
                                                                                                                                                                                                       
¿Películas escondidas es el fin de un viaje o el comienzo de uno nuevo para seguir intentando recuperar la memoria de una época aterradora?      
AAV: Cada espectador evoca historias distintas: si ha vivido en esa época, sus propias vivencias vuelven a surgir. Si la ignoraba, las noticias traídas a través de estas películas -y de su ocultamiento- son una reflexión sobre el presente. Como dice Marcela López, una de nuestras entrevistadas: "El poder de las imágenes es enorme".
CS: ¡Espero que sea el comienzo de un viaje! Nuestro film, además de investigar acerca de los valores de las películas de la DEFA hoy, las mostró como una práctica de la memoria. Esperamos que estos materiales no continúen escondidos y que puedan ser utilizados en aulas para iniciar debates y dar a los estudiantes una idea, una imagen de lo que pasó, para pensar su pasado individual y colectivo.  
R.G. Weisskirch
 
Proyecciones:
Hoy, sáb 19 de nov - 20.10 - AMB 3
Dom 20 de nov - 14.50 - AMB 3

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival