El futuro que viene

Todo festival encuentra su identidad y completa su sentido cuando consigue que el cine del presente dialogue con su pasado y su futuro. El profundo interés del Festival por la historia del cine se materializa en las retrospectivas, y es en el Work in Progress donde el cine del futuro empieza literalmente a tomar forma. Esta sección es la apuesta por películas que aún no existen, pero que insinúan un camino diferente, un crecimiento, una búsqueda tan interesante como necesaria.
 
Este año los proyectos seleccionados son una muestra de la diversidad y la buena salud de las que goza el cine nacional. Óperas primas, directores con alguna película de renombre en su historial, documentales de búsqueda intimista o ficciones de género, todos los caminos posibles del porvenir se encuentran en el Work In Progress del 32º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.  
 
Programa 1 
 
“Vimos una entrevista por TV a Luis Quijano – hijo de un represor durante la última dictadura militar -contando sus vivencias en un tono reflexivo y despojado. Su relato nos hizo pensar que esa figura pública precisaba un acercamiento más profundo a su intimidad, más allá del impacto meramente periodístico de su historia”. Así nace, según Federico Robles y Germán Scelso, sus directores, el documental El Hijo de Cazador.
 
 

Después de la revelación de su ópera prima, Los Dueños, Agustín Toscano vuelve con “un cuento moral” llamado El Motoarrebatador. “Una propuesta que aborda desde la ficción una temática compleja de la sociedad tucumana. Sin el molde de ningún género y apoyada en el trabajo sólido de actores muy comprometidos con sus personajes”.
 
 

Siguiendo la mejor tradición del cine de género, Gabriel Grieco presenta Existir, un film sobre la vida extraterrestre que “toma como referente las películas de aventuras y sci-fi de los años ochenta, pero también recupera la nostalgia por lo que la ciencia ficción proponía en la década del sesenta.”
 
 

“Se comentaba que Armand era primo de Juliette Binoche y que en París había sido actor y modelo, pero acá, en Buenos Aires, vivía en la calle y dormía a la intemperie”. Tras la muerte de Armand, llegan a las manos de Fernando Domínguez horas y horas de cintas con testimonios de Armand. Con ese material, nace el documental Hebreos 13:2.
 
 

Después de demostrar una sensibilidad particular para los trabajos observacionales, Marcos Rodríguez profundiza esta búsqueda con La Ciudad y los árboles, una película que “surgió de la necesidad de explorar y entender mejor los árboles de Buenos Aires, la historia de la ciudad y su relación con el árbol”.
 
 

Juan Martín Hsu, uno de los nombres más prometedores de los últimos años, presenta La luna representa mi corazón, proyecto en el que se adentra en terreno experimental retratando “los pequeños encuentros con mi madre, que vive en Taiwán, a lo largo de la distancia y el tiempo. Mezclando partes documental con varias escenas de ficción que se unirán en el film”.
 
 
 
En un titánico trabajo de montaje Leandro Listorti presenta La película infinita, un documental que “nace de la curiosidad por saber qué fue de aquellas películas argentinas que nunca lograron concretarse, y de la posibilidad de traerlas a la vida por un rato, como un Frankenstein cinematográfico.”

 

 

Proyección
Hoy, vie 24, 10.00 AMB3
 
Programa 2
 
Después de El Incendio -su último largometraje ficción-, Juan Schnitman vuelve con una película con una fuerte impronta documental, y pone la mirada sobre una temática tan incómoda como intrigante: “La Rompiente parte de conversaciones con el actor Juan Barberini acerca de la intimidad y el sexo en el cine. Cómo abordarlo en rodaje, cómo hablar con los actores al respecto, cómo filmarlo”.
 

Un caso ejemplar de hibridación es el de la joven operaprimista Gala Negrello, con su proyecto La Yunga, al que define como “una ficción con rasgos fantásticos, pero abordada de una manera similar al documental, registrando lo que el viaje y la ruta nos sugiriesen, trabajando con mujeres sin formación actoral.”
 
 

Los pasos de Renzo Blanc indaga sobre “aquellos comportamientos que se repiten de generación en generación, en los pueblos chicos”. Con una cuidada puesta en escena que trabaja con “encuadres fijos y planos cortos que fragmentan los cuerpos de los actores”.  
 
 

Lucy y el Gramófono, de Ruben Guzmán, es un documental centrado en E., un personaje sin dudas peculiar, que tiene “la idea de esculpir la cabeza de Albert Hofmann -primera persona en sintetizar, ingerir y conocer los efectos alucinógenos del LSD- sobre una piedra de granito. Una mezcla de santuario de iniciación griego y de monte Rushmore”.
 
 
 

“Hace varios años sucedió algo en mi familia que me provocó una sensación de impotencia muy fuerte. Mi primer impulso fue escribir la idea para un guion y la motivación para hacer esta película proviene en gran medida de esa sensación inicial”. Así define Darío Mascambroni el inquietante origen de Mochila de plomo, su nueva película.
 
 
 
 
¿Qué clase de joven la abre la puerta a un vampiro? nace cuando Carlos Damián Rodriguez y Martiniano Zurita, sus directores, descubren el cortometraje Drácula en Campana, una rareza filmada en 1972. “Es un proyecto casi antropológico, con el enfoque de dos fanáticos del género siguiendo los pasos de una película importante para un país en el cual los trabajos de este tipo se cuentan con una mano”.
 
 
 

Por su parte Iván Fund, continúa la búsqueda de acercamiento al cine de género que insinuó en su trabajo anterior. Vendrán Lluvias suaves “es una suerte de fábula, una premisa fantástica estructurada a modo de cuento infantil, que es también una excusa para compartir esos días con los niños en un pequeño pueblo de provincia”.
 

 

 

 Cristian Ulloa

 

Proyección
Hoy, vie 24, 14.00 AMB 3

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival