Queremos tanto a Lucrecia

Manuel Abramovich produce un brillante documental sobre Lucrecia Martel y el rodaje de Zama, su esperada última película. Con una refinada puesta en escena, Años luz se acerca al trabajo de la genial realizadora argentina a través de una observación minuciosa y detallada. El resultado es un sensible registro cinematográfico que nos aproxima tanto al universo creativo de Martel como al propio mundo de su director.    
 
Estamos acostumbrados a los documentales en los que una cámara registra el momento de producción de una obra. El making off constituye un género en sí mismo. Muchas veces es incluso la propia ficción la que hace de su proceso de realización el motivo de su desarrollo. Años luz no es tanto una película sobre el rodaje de Zama como sobre Lucrecia Martel rodando Zama. La distinción puede  parecer tautológica, pero en este caso resulta decisiva. La idea original de Abramovich se mantiene fiel a sí misma durante toda la puesta: hacer una película en la que Martel sea la protagonista.
 
 


La cámara de Abramovich ocupa el lugar de un voyeur impasible y privilegiado en ese espacio de imprevisibilidad y toma de decisiones que es un set cinematográfico. Un observador a veces descubierto por la propia Martel en la aparente imperceptibilidad de su dispositivo. La determinación respecto al tipo de puesta, la precisión de los encuadres, la belleza nítida de su fotografía; en definitiva, la estética general que se desprende de Años luz hace que el espectador olvide que se trata de una película acerca de otra.  
 
Y sin embargo, Lucrecia Martel es siempre la protagonista. Una directora en pleno proceso de realización. La cámara la muestra como aquello que un artista de la imagen es: alguien que observa. Las sutiles indicaciones a sus actores o el trabajo con el detalle son capturados en el tono de una voz siempre cercana y presente que oficia como hilo conductor de la filmación. Años luz es un velado tributo a una de las directoras más lúcidas y brillantes del cine argentino, pero también una bella muestra de lo que el cine logra cuando se propone no simplemente el objetivo de documentar.             
 
 
Gustavo Toba
 
Proyecciones
Hoy, vie 24 19.50 ALD2
Sáb 25 22.30 ALD2
Dom 26 19.50 ALD2
 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival