INSCRIBÍ TU PELÍCULA / SUBMIT YOUR FILM

«Quería contar la desorientación del dolor extremo»

Tamae Garateguy presenta su película en Competencia Argentina.
 
El deseo es una fuerza irresistible. Cualquiera sea su naturaleza. Si a algo nos tiene acostumbrados Tamae Garateguy es al cine como provocación. Hasta que me desates forma parte de su sedienta búsqueda de nuevas formas narrativas, siempre en los límites. Y lo logra otra vez.  El espectador es arrastrado por un claroscuro fascinante en el que la pulsión de vida y la pulsión de muerte se entrelazan constantemente. Una mujer y un hombre se encuentran en circunstancias en que la muerte, el sexo y la perversión los persiguen como un mantra irrefrenable. El resultado es sublime. Con intensas actuaciones de Martina Garello y Rodrigo Guirao Díaz, Tamae vuelve a desplegar su magia en las pantallas del Festival.

¿Qué te atrajo del guion de Miguel Forza de Pauls y de qué manera crees que se genera un diálogo con tus obras previas?

Todo empezó en Bogoshorts, festival colombiano de cortos, en el que fui jurado. Me veo completamente conmovida por un cortometraje documental que se llama Letting You Go y que cuenta la historia de una joven danesa que quiere morir y pide a su familia que la acompañe en el proceso. La conmoción siguió por varios meses. La muerte y el amor como temas para una película rondaban en mi cabeza sin darme paz. Le comenté la idea a Miguel Forza de Paul y él me propuso escribir el guion. Me gusta participar del proceso de escritura en general, pero con Miguel fue maravilloso porque tenemos gustos parecidos. Cuando me envió la primera versión del guion quedé fascinada, tenía mucho detalle en el desarrollo de la trama y los personajes y gran precisión. Esta historia intensa contada como thriller a ritmo vertiginoso me resultó atrapante. No sé si se genera un diálogo entre mis películas, puedo decir que en todas ellas busqué imprimir una energía tanática fuerte y agresiva. También que en todas ellas toco los temas que me interesan: la muerte, el sexo, el amor, o su falta.
 
 
 
 
¿Cómo fue el trabajo con Martina Garello para expresar físicamente el dolor interno del personaje?

Tengo que decir que trabajar con Martina es un sueño, porque ella además de ser muy talentosa tiene algo que yo busco en mis actores como característica fundamental: la entrega. El paso de los años me hizo más exigente con el acting porque busco transmitir una intensidad emocional a la que es difícil acceder, y Martina me deslumbró. Los cambios físicos que hizo en tiempo récord y el dolor interno que expresa sin palabras es lo que quería que transmitiera el personaje, perfecto y misterioso. Tengo para decir que con Rodrigo me pasó lo mismo. Yo veía que tenía una intensidad interesante, pero no sabía si iba a tener ese nivel de entrega, y me sorprendió. Confió ciegamente en mí y me brindó toda su intensidad como actor.  Me cautivó el trabajo que hizo, completamente brillante. También estoy muy contenta con Paula Carruega, que hace un trabajo exquisito y sutil, y con Nai Awada y Jazmín Rodríguez y Miguel, que me sorprendieron al conectar de cero a mil cada uno en sus personajes, que eran por demás difíciles.
 
En la película los personajes paulatinamente empiezan a crear una vida doble. ¿Ese concepto podría aplicarse también al film, ya que la realidad que ve el espectador podría ser engañosa?

La idea de lo doble ya estaba en el guion de Miguel, aunque el camino estético que trabajamos junto a Connie Martin -DF y cámara- fue lo que terminó de dar forma a la historia. Hicimos mucha investigación para poder contar la sensación de desdoblamiento que produce el dolor y el mundo de las fantasías sexuales o de muerte. El espectador será quien decida qué es lo que ha sucedido en esta historia.
 
Hay varias influencias notables a primera vista, desde Hitchcock (específicamente Vértigo) pasando por el Cronenberg de Crash, Almodóvar y, obviamente, De Palma. ¿Qué otras referencias tuviste a la hora de crear los climas, sensaciones y estética de Hasta que me desates?

Esas son las influencias/citas deliberadas. Hitchcock viene más de Miguel desde el guion y, por supuesto, teníamos a Vértigo presente. A Cronenberg y a Almodóvar los tengo como tatuados en el alma -sí, soy exagerada con todo, hasta con las influencias-. A De Palma también. Quería contar la desorientación que produce el dolor extremo. Así como también la desorientación de verse a uno mismo frente a sus fantasías y deseos más ocultos, verse como un otro extraño e inesperado ser. Para eso pensamos en espejos, en reflejos, en que la cámara transmita que no hay arriba ni abajo, no hay contención. Aun teniendo una vida acomodada y viviendo en una ciudad idealizada, aun así el mundo se da vuelta. Sami Buccella me propuso intensidad en la música, que fuera porteña y dramática. Me parece que la música fue fundamental a la hora de crear esos climas.
 
En tu obra previa las escenas sexuales tienen una composición plástica de los encuadres y un cuidado estético notable. ¿Desde qué concepto artístico partiste esta vez?

Como decís, lo sexual es un tema que me interesa especialmente, y es muy importante a la hora de contar estas escenas: cómo pienso en el acercamiento, qué quiero contar, en qué punto de vista estoy. Para mí, la sexualidad puede ser una fuerza motora, creadora, destructora, salvadora, que nos puede llevar a lugares de placer y displacer. La sexualidad irradia infinitas posibilidades. Creo que en Mujer Lobo busqué transmitir más adrenalina, más la sensación de riesgo, de que no sabemos a dónde puede ir a parar una situación. Son escenas con más violencia. En Hasta que me desates buscamos algo más onírico o de fantasía sexual, y para ello la edición de Eliane Katz y Martín Busacca fue clave. Como así también el trabajo de la imagen y el color por parte de la DF Connie Martin y el colorista Juan Manuel Casolati, que experimentaron mucho. Quería voluptuosidad y fantasía como en los sueños, una sensación más erótica que sexual.
 
Rodolfo Weisskirch
 
Proyecciones
Hoy, vie 24, 13.25, ALD 3
Hoy, vie 24, 19.10, ALD 3
Sab 25, 11.10, ALD 3

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival