Centenario de la Revolución Rusa

A cien años luz

Los programadores del Foco Centenario de la Revolución Rusa presentan la sección, reflejo de un cine clave de la historia, luego de la proyección de Kharms, de Ivan Bolotnikov. Con Eduardo Grüner. Moderan Pastora Campos y Ernesto Flomenbaum.

La Revolución de Octubre (o noviembre, según el calendario gregoriano) fue un hito histórico que atravesó todo el siglo XX y permitió que las vanguardias artísticas de comienzos de ese siglo desarrollaran su potencial aun en las circunstancias menos propicias. Así, artes plásticas, arquitectura, literatura, teatro, música y, por supuesto, cine (“la más importante de todas las artes”, según el propio Lenin) fueron el campo de desarrollo de los nuevos conceptos que proponían dejar atrás las prácticas y alcances sociales del arte burgués.

 

Las vanguardias, en especial las desarrolladas en la Unión Soviética, se alejaron del concepto esteticista del “arte por el arte”, rompieron con la tradición realista, asumieron un compromiso social y se potenciaron con el triunfo de la Revolución asumiendo el ideario de la construcción de una nueva sociedad y de un hombre nuevo. Los artistas se apoyaron en una actitud de constante experimentación. En la abstracción de las formas buscaron reflejar la vida moderna. Conformaron colectivos, escribieron manifiestos y generaron intensas polémicas entre ellos.

En los años 30, con la consolidación
del stalinismo, y habiéndose decretado el llamado “realismo socialista” como arte oficial, se iría asfixiando la creatividad artística. Aquel denostaba el formalismo en todas las artes y subordinaba la producción artística a los dictados y la exaltación del líder y de la creciente burocracia soviética, reprimiendo a todos aquellos que no lo acataron.

Este freno al desarrollo de los planteos vanguardistas no se circunscribió sólo a 
la URSS si no que también fue extensivo al resto del continente europeo, en el cual se fueron imponiendo los diferentes regímenes fascistas (Italia, Alemania, España), estimulando un arte oficial neoclásico y conservador. Dos malogrados proyectos históricos, en definitiva, truncados por las fuerzas de la reacción, pero cuyos fundamentos continúan vigentes.
 
 
Pastora Campos
Ernesto Flomenbaum
 
Proyecciones
Hoy, jue 23, 17:55, AMB4

 

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival