Astor de Plata a Mejor Director - Radu Jude, por «Scarred Hearts»

Afortunado quien tiene siempre presente la hora de su muerte y se prepara para morir cada día. Max Blecher, -el poeta enfermo-, estuvo internado en una clínica de Berck, en la costa francesa, por una tuberculosis de la columna vertebral. De esa hospitalización, en constante contacto con el sufrimiento y la muerte, nace el libro Corazones cicatrizados. Radu Jude toma la novela existencialista de Blecher y construye una película basada en su padecimiento, pero específicamente a partir de la pregunta que resuena en la novela, ¿Qué es lo que soy yo? Blecher escribe como única forma de escapar del dolor. Emmanuel – alter ego del autor-, obligado por su corset de yeso, se acostumbra a su posición horizontal y descubre el mundo del cuerpo como cárcel y el de una juventud entre un inmenso paréntesis, retenida en un hospital con cuestionables métodos de curación. En medio de los padecimientos, la vida transcurre entre las limitaciones físicas y el sufrimiento emocional, en una parábola de la finitud humana y los intrincados ejercicios de la mente.

Con la increíble fotografía de Marius Panduru y una inteligente adaptación de la obra original, Jude pinta un lienzo de realidad desdibujada, que parece rebasar constantemente los límites de la razón, creando universos oníricos que se desdoblan en dos, alma-cuerpo, vida-muerte y belleza-horror. El director rumano logra una interesante mirada a la época de entreguerras, en la que el mundo parece convaleciente, postrado y rodeado de tormento, con la constante impresión "de que nada es real”.

A. S.

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival