El cine según De Palma

De Palma, de Jake Paltrow y Noah Baumbach, es una Clase de cine de uno de los directores estadounidenses más importantes -y malditos- de la segunda mitad del siglo XX hasta la fecha. 


Pocos autores cinematográficos fueron tan injustamente marginados de Hollywood como Brian De Palma. El creador de Vestida para matar, Doble de cuerpo y Demente, entre otras grandes obras, es un director maldito. Mientras que sus mejores amigos de la industria -Coppola, Scorsese, Lucas y Spielberg- consiguieron premios, reconocimiento y generaron enormes éxitos de taquilla, De Palma se mantuvo en las sombras, como un testigo u observador del triunfo de los otros. Pero sin perder el nombre que siempre fue sinónimo de un cine personal, de un universo complejo y aterrador, que no es ni más ni menos que el reflejo de los deseos más oscuros y perversos del alma humana.

Los directores Jake Paltrow y Noah Baumbach cenaban habitualmente con De Palma, y pensaron que sería una buena idea que las historias sobre los rodajes y su forma de concebir el arte cinematográfico quedaran registradas. Durante cinco días seguidos, sentaron al director de La hoguera de las vanidades frente a una cámara digital en el living de la casa de Paltrow. Grabaron más de 30 horas de material, una entrevista completa que recorre la vida y obra de uno de los maestros del suspenso, el discípulo por excelencia deAlfred Hitchcock.

"Uno de los motivos por el que acepté hacer el documental es porque me hizo acordar a mis días como estudiante de cine, cuando tres personas se encargaban de hacer todo”, admitió De Palma, en referencia al hecho de que mientras Paltrow grababa con su cámara digital, Baumbach se encargaba de grabar el sonido. Ambos directores no se habían propuesto hacer una película con el material, y por eso tardaron más de cinco años en terminar De Palma.

"Pasamos tanto tiempo con Brian, y nuestra amistad creció tanto, que de alguna manera nos dimos cuenta de que sería valioso grabarlo, porque la forma en que hablaba era muy convincente”, dijo Paltrow. "Creo que en un principio lo hicimos para nosotros. Pero, al final, fue más una cosa egoísta, esto era, probablemente, algo que mucha gente estaría interesada en ver, incluso, si no conocían las películas de Brian".

El resultado es un documental tan sencillo como inusual. El protagonista absoluto es De Palma. Y sus películas, por supuesto. El director transita en forma cronológica su filmografía, con completa sinceridad y autocrítica. Sin embargo, no solamente se trata de una sumatoria de anécdotas divertidas, sino de una clase de cine, no muy diferente a leer El cine según Hitchcock, el magnífico libro de François Truffaut, pero sin la inclusión del interlocutor. Es un diálogo directo entre el objeto de estudio y el espectador.

Desde decisiones de puesta de cámara hasta reflexiones sobre el cine actual, la industria y Hollywood, De Palma no deja tópico sin tocar. Un profundo amor por el cine, una demostración de sabiduría acerca de la técnica de Hitchcock, que confirman que el realizador no solamente admiraba y emuló al director británico, sino que lo estudió con profundidad.

De Palma
trasciende el género documental. Es una guía de asistencia, análisis y comprensión del arte del cine, específicamente de un autor como pocos, que a los 76 años prefiere seguir fiel a sus ideas que venderse al sistema. 

 

Proyecciones:
Hoy, Vie 25, 15.50 - AMB 1
Sáb 26, 00.00 - AMB 1
Dom 27, 21.10 - AMB 1 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival