#CompetenciaArgentina

FERNANDO MARTÍN RESTELLI: 3 PREGUNTAS

El joven director presenta Construcciones, una película íntima y espontánea sobre los obreros de la construcción de Córdoba que se hace fuerte en la relación de uno de ellos con su pequeño hijo.

 

 

  

Tu película se centra en los obreros de la construcción. ¿Qué te llevó a retratar a estos personajes?

Siempre me gustaron las obras en construcción. En 2015 comencé a preguntarme acerca de cómo era la vida de los serenos nocturnos que habitan estos lugares cuando la ciudad duerme. Espiaba a través de las rendijas de las vallas publicitarias al pasar frente a una obra y me llamaba poderosamente la atención ver familias enteras los fines de semana, comiendo algo o tomando mate. En el marco de un taller de retrato documental, decidí salir a caminar por la ciudad de Córdoba de noche buscando algún sereno que quisiese darme una entrevista. Así, de manera azarosa, conocí a Pedro, un hombre de cincuenta y pico, muy avejentado, que sin dudarlo me invitó a pasar y me contó toda su vida: su pasado como campeón de ciclismo y su reciente separación en la que quedó a cargo de Juampi, su hijo de 5 años. Cuando finalmente conocí a Juampi y la casa donde viven en La Calera, me cautivó su vínculo y la distancia generacional que los separa, y comprendí que quería retratar la fragilidad de esa relación a través del tiempo. 

 

Poco después de iniciada la película, vemos a Juampi por primera vez jugando a la pelota. En un momento, la pelota se va hacia donde está la cámara y el camarógrafo se la devuelve. Es un momento que genera una empatía inmediata entre la cámara y el personaje. ¿Supiste que ese momento iba a quedar en la película ni bien lo filmaron?

Después de filmar esa escena, vimos la reacción del camarógrafo cuando Juampi le pasa la pelota. Nos pareció que ese momento sintetizaba la relación de Juampi con el dispositivo cinematográfico. Desde el comienzo del proyecto construimos una complicidad lúdica con Juampi a la hora de trabajar con la cámara. En otras palabras, jugamos al cine, y esto se puede ver claramente en esta escena en la que sus trayectorias con la pelota desestabilizan el plano al punto tal que se desdibujan las fronteras de las formas de representación, pero el juego no se detiene. Durante el montaje comprendimos que esta escena era la bisagra entre el trabajo de Pedro y el mundo de la paternidad y la vida en el barrio.

 

Cuando los personajes interactúan, en ningún momento se siente la presencia de la cámara sobre ellos. ¿Cómo trabajaste con todos los retratados en general y con Juampi en particular para lograr esta espontaneidad?

Me gusta generar escenas que reflejen la intimidad en la que han sido filmadas. Esta sensación de ausencia de la cámara es fruto del vínculo creado entre el equipo y los protagonistas a lo largo del tiempo. Por lo general, durante el rodaje éramos entre tres y cinco personas que, cada vez que podíamos, íbamos al barrio o a las obras donde trabajaba Pedro. A medida que fuimos compartiendo vivencias, fuimos documentando momentos, pero también generando escenas o situaciones que reflejaban los íntimos deseos de estas personas. Particularmente con Juampi empezamos a filmar cuando él tenía 5 años, ahora tiene 10, y a lo largo de todo el proceso nunca perdió su genuina espontaneidad delante y detrás de cámara. A medida que el vínculo se fue afianzando, la intimidad en las escenas fue creciendo, por lo que el tiempo compartido es lo que fue dando forma a la película. Creo que esa progresividad se despliega a lo largo del relato.

 

 

Construcciones

Argentina / Qatar, 2018 / 78’ / DCP / Color

 

 

Funciones:

VI 16 - 10:20 - CIN 1
VI 16 - 21:45 - CIN 1
SA 17 - 14:15 - CIN 1

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival