Francia, país invitado de honor

Desde la presencia estelar de François Truffaut en los años 60 hasta la reciente visita de Claude Lelouch –pasando por nombres como los de Bertrand Bonello, Olivier Assayas, Claire Denis y Pierre Étaix, entre muchísimos otros–, el cine francés con sus mayores representantes siempre tuvo una participación destacada a lo largo de la historia del Festival. El 33° Festival de Cine de Mar del Plata tiene el orgullo de presentar la visita de algunos de los artistas más importantes de la cinematografía francesa, que forjaron con su talento algunas de sus páginas más célebres.

 

 

 

 

Jean-Pierre Léaud

Jean-Pierre Léaud, uno de los rostros indelebles del cine mundial, que marcó a fuego un movimiento (la Nouvelle Vague) que cambiaría la historia del cine para siempre, desde que la inauguró como niño protagonista de Los 400 golpes, llega por primera vez a Mar del Plata. A los 74 años, Léaud sigue más activo que nunca, requerido por los directores contemporáneos más talentosos, y estará presentando algunas de sus películas memorables, dirigidas por nombres como François Truffaut, Jean Eustache y Albert Serra. En el Festival podrán verse algunos clásicos como Besos robados y La maman et la putain, y una de sus películas más recientes: La mort de Louis XIV, de 2016. Además, el legendario actor participará de un encuentro con el público.

 

 

Pierre Richard

Si nos referimos a rostros famosos, el de Pierre Richard quizás esté compartiendo el podio con Léaud. El eterno cómico francés, animador inolvidable de films como Mala pata y Los fugitivos, cómplice de Gérard Depardieu en varios clásicos, estará participando de esta edición, acompañando la retrospectiva dedicada a su obra como director y como actor. La filmografía de Pierre Richard sigue brillando y nos enseña que el humor es el gesto más duradero a la hora de permanecer en la memoria de los espectadores. Y la risa, la actitud más valiente a la hora de enfrentarnos al mundo en que vivimos. Se podrían escribir muchas cosas para demostrar la genialidad de Pierre Richard, pero quizás lo mejor sea sentarse en una butaca a disfrutar de sus películas y comprobarlo viéndolo actuar en la pantalla.

 

 

Léos Carax

Léos Carax es uno de los directores más personales de su país, porque supo plasmar en imágenes la relación entre el cine, la modernidad y una París romántica e inolvidable en películas como Los amantes de Pont-Neuf o Mala sangre. Desde sus comienzos, Carax estableció una relación única entre la historia del cine y su modernidad, mostrándonos mundos en los que el artificio más deslumbrante se mezcla con el registro documental y las actuaciones salidas del cine silente con textos poéticos, creando momentos destinados a ser clásicos e inolvidables. El arte de Carax añora las épocas en que el cine era más grande que la vida, y en las que las ambiciones de un director no se detenían ante nada. El director de Holy Motors presentará cuatro largometrajes y tendrá un encuentro con el público.

 

Como si fuera poco, también habrá mucho cine francés a lo largo de toda la programación artística: jurados, críticos y programadores acompañarán películas de alta calidad, de distintas temáticas y estilos.

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival