La otra cara de la historia

 

El nacimiento de una nación, la multipremiada ópera prima de Nate Parker, se proyecta en el Festival en la sección Nuevos Autores.


En 1915, D. W. Griffith, pionero del cine narrativo como lo conocemos hoy en día, realizó una de las obras más imponentes y, aún hoy, controvertidas de la historia: El nacimiento de una nación. Basada en la novela de Thomas Dixon Jr., Griffith construyó la primera obra épica acerca de las secuelas de la Guerra de Secesión, desde el punto de vista sureño, con una fuerte impronta racista, en la que los esclavos son exhibidos como salvajes y los miembros del Ku Klux Klan, como héroes.

Cien años después, uno de los episodios claves de esa misma película, la rebelión de los esclavos dirigidos por Nat Turner sirve de punto de partida para que el actor, guionista, productor y protagonista, Nate Parker, realizara una obra, que en cierta forma, le responde a la producción de Griffith.

Nat Turner fue un esclavo que aprendió a leer en forma autodidacta. Influenciado por supuestas visiones y fervientes creencias religiosas, impulsó a los esclavos a una rebelión el 13 de agosto de 1831 que derivó al asesinato de numerosos aristócratas blancos del sur de Estados Unidos. La insurrección de Turner provocó que Estados Unidos debatiera la necesidad de abolir la esclavitud. Sin embargo, también decidieron postergar la medida, en su momento, para evitar futuras rebeliones. Hoy en día, numerosos historiadores, toman a Turner como héroe y símbolo de la lucha por la libertad.

El film de Parker reconstruye el último periodo de vida de Turner, desde su autoliberación hasta su captura. Una aventura épica, histórica, violenta y sangrienta. El director toma el rol protagónico y no le tiembla el pulso a la hora de reproducir los eventos de 1831.

Acompañado por Armie Hammer, Gabrielle Union y Penelope Ann Miller, Parker construye un relato intenso, descarnado pero fundamental para reflexionar y discutir sobre el pasado en relación a un presente turbulento, en el que ciertas ideologías, dentro de los Estados Unidos, aún siguen vigentes. Filmada en apenas 27 días y autofinanciada, la película tiene el récord de compra de derechos para ventas internacionales que haya realizado un gran estudio de una producción independiente.

El nacimiento de una nación -2016- viene recorriendo un auspicioso trayecto por numerosos festivales desde su estreno en Sundance -se llevó el Gran Premio del Jurado y el premio del público- y llega a Mar del Plata a dejar su huella y plantear un relectura sobre la posición de vencedores y vencidos, en la historia de la humanidad.
 
No quiero que esto sea una película. Quiero que sea un movimiento. No quiero que sea un momento en el tiempo. Quiero que esto genere la posibilidad de conversar sobre cómo podemos tratar colectivamente nuestro trauma. A partir de ahí, podremos crear un cambio cultural.- Nate Parker

Proyecciones:
Hoy,Vie 25,11.10-ALD2
Sáb 26, 14.30 - ALD2

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival