«Los ofendidos» - La memoria del cuerpo

El documental de Marcela Zamora explora las heridas abiertas por la guerra civil en El Salvador, a partir de las experiencias de quienes fueron torturados.



Allí donde no se conoce la verdad, no puede haber paz. Esa ecuación, que se ha grabado a fuego en la mente de los argentinos gracias a la lucha de los organismos de derechos humanos, es también un vaso comunicante que atraviesa todo el continente, y nos hermana desde el río Colorado hasta el Cabo de Hornos. No hay paz para los familiares que buscan a los desaparecidos argentinos, como tampoco la hay para los millones de torturados por el ejército brasileño durante la larga dictadura militar, o para quienes hoy marchan en Ayotzinapa. La documentalista Marcela Zamora descubrió, a partir de su historia familiar, que tampoco puede haber paz en El Salvador, porque mientras no haya verdad, ni memoria, la guerra civil no habrá terminado. Ese es el motor de Los ofendidos, su último trabajo. 

En 1993, tras 12 años de intenso combate contra las fuerzas guerrilleras, el gobierno militar de El Salvador promovió una amnistía que absolvió a todos sus funcionarios por los crímenes cometidos en la guerra civil. La persecución a todo movimiento político vinculado con ideales de justicia social llevada adelante por las fuerzas de seguridad de aquel país -de bandera irónicamente parecida a la Argentina- resultó en la tortura, el asesinato o desaparición de más de 75 mil personas. Como todas las amnistías, la medida provocó el silencio generalizado en la sociedad, clausurando la posibilidad de indagar sobre esos hechos. "Muy adulta, hace muy pocos años, me enteré que mi padre fue torturado por la policía durante 33 días, y a mis 35 años no había encontrado la fuerza para preguntarle nada sobre ese momento de su vida”, dice Zamora, casi a modo de prólogo de su película.  
 
Los ofendidos es, según la propia autora, la película más fuerte que ha hecho en toda su carrera. 

Hay un hilo que conecta a Los ofendidos con El vecino alemán, el trabajo de Rosario Cervio y Martín Liji que integra la sección Panorama de Cine Argentino, y es que ambos documentales se interrogan sobre la naturaleza de la violencia. Sin embargo, Cervio y Liji indagan en el universo del victimario, mientras que Zamora se sumerge en la experiencia de la víctima. A partir del testimonio de su propio padre, la directora nicaragüense va desenredando el hilo de la historia reciente de El Salvador, mientras explora las marcas invisibles que la tortura dejó en el cuerpo de los que fueron torturados. Las cicatrices que no se ven pero que permanecen en la carne, perpetuando la violencia en la actualidad, y que solo pueden ser exorcizadas por la verdad sin condiciones.   

Marcela Zamora es actualmente una de las voces más lúcidas y reconocidas del documentalismo político. En sus trabajos queda a la vista su pasión por el género y una gran vocación periodística, que se evidencia en el coraje y la responsabilidad con que encara su trabajo. Los ofendidos es, según la propia autora, la película más fuerte que ha hecho en toda su carrera. Su proyección durante el 31 Festival es una excelente oportunidad para encontrarse con la obra de esta gran documentalista, a través de una de sus películas más íntimas, y a la vez más representativas de la identidad latinoamericana.
 
Leonardo Mangialavori

 

 

 

Proyecciones:
Hoy, Vie. 25 nov - 22.30 - PAS 2
Sáb. 26 nov - 21.00 - PAS 2
Dom. 27 nov - 14.30 - PAS 2

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival