Mención Especial del Jurado - Léo Hinstin, director de fotografía, por «Nocturama»

Un grupo de jóvenes se dirige a distintos puntos del centro de París siguiendo un plan que –se diría– está perfectamente sincronizado. A medida que alcanzan sus objetivos y los relojes avanzan hacia la hora marcada, vamos descubriendo que Bertrand Bonello ha decidido reinterpretar Elephant (la de Gus Van Sant, pero también la de Alan Clarke) para retratar el descontento y el desconcierto de toda una generación que ha optado por dar una respuesta violenta a las injusticias que cree percibir. Que Nocturama se haya anticipado (o coincidido en el tiempo de su rodaje) a la trágica ola de atentados que ha sufrido la capital francesa puede ser una desafortunada consecuencia, entre otras razones porque Bonello habla de otro tipo de violencia: en el fondo, una violencia más abstracta. El mismo diálogo que establece con la película de Van Sant, con su estructura, con sus espacios vacíos, es también, particularmente en el giro de su último segmento, un síntoma de su ambigüedad moral y política. 

J. P.

 

NEWSLETTER

Recibe todas las noticias del festival