Noticias

Lo imperdible - Charlas con Maestros: Roberto Minervini

Lo imperdible - Charlas con Maestros: Roberto Minervini

Se llevó a cabo la última de las Charlas con Maestros, que tuvo como invitado al director, productor y fotógrafo italiano Roberto Minervini, quien además es Jurado de la Competencia Internacional. Es uno de los artistas que mejor han retratado los márgenes de la sociedad de los Estados Unidos –país en el que reside–, en imágenes que pueden resumirse en dos palabras, como definió Cecilia Barrionuevo, directora del Festival: “compromiso y libertad”. 

El diálogo se inició con la presentación formal por parte de Donatella Cannova, directora del Instituto Italiano de Cultura de Buenos Aires, quien definió el cine de Minervini como “el reflejo de la capacidad de una mirada, que puede ser al mismo tiempo cercana y alejada del objeto de su atención. Sus películas se inscriben en una línea de la gran escuela documental del cine italiano que hoy tiene a Roberto como uno de los representantes más interesantes”.

Enseguida, en un español muy claro, Roberto Minervini explicó de qué manera surgen las ideas para sus películas y cómo llega a plasmarlas: “Son relatos sobre lo que observo, que a veces no tienen un comienzo claro y no sé bien dónde acaban. Es parte de un movimiento constante, que refleja un poco mi voluntad de dar voz a comunidades a las cuales pertenezco, y también de buscar mi lugar en dichas comunidades. Siempre estoy en el limbo entre pertenecer y no pertenecer. Por eso suelo decir que no sé si soy un italiano reciclado o de segunda mano. Tengo un bagaje que hace que nunca esté cómodo con el lugar en el que me ubico, es como mi cine: algo constantemente dinámico”.

La filmografía de Minervini fue exhibida en distintas ediciones del Festival, en diferentes secciones, y entre sus películas se descubre un hilo conductor, una sensación de que se trasladan unas a otras: “Es verdad que hay un aspecto general de reciclaje, de permutación de los conceptos; existe algo circular, y eso es lo que hace que cada una las películas herede algo de la anterior. Es parte de mi propia experiencia: voy heredándome y apropiándome de gestos y palabras, de información de la vida misma, de la existencia de gente que me va transformando. Entonces mi permutación personal está vinculada a la de mis películas”.

Con respecto a la constante tensión que existe entre documental y ficción, el realizador italiano amplió: “Nunca me he planteado hacer documentales, pero tampoco hacer ficción. Tengo ideas preconcebidas, que pueden ser un personaje, una secuencia, un contexto o un concepto. Son ideas de ficción, en principio. Luego, voy buscando la traducción real de esas ideas en un material que ya existe para que esas ideas no queden presas de mis prejuicios, ideología o background cultural. Lo busco en gente y lugares, en un universo que me va guiando y luego algo va tomando forma; me muevo de un nivel a otro en esa búsqueda, casi como algo algorítmico. De hecho, yo estudié programación, así que funciono de esa forma: como un algoritmo. Al final, todo eso genera una montaña (siempre son montañas, nunca son colinas) de material, y a partir de ahí empieza la escritura de montaje con gente que colabora conmigo y me protege, que me acompaña a subir a esa montaña y obtener una forma más o menos definitiva”.  

Debajo, la charla completa con Roberto Minervini: