Noticias

Lo imperdible - Especial 25 años de Historias Breves

Si tenemos que pensar en un quiebre en la forma de hacer cine en Argentina de las últimas décadas, sin lugar a dudas la aparición de Historias Breves se lleva ese mérito. Celebrando sus 25 años, el Festival de Cine de Mar del Plata presenta una serie de apasionantes encuentros con sus responsables y las realizadoras y realizadores que marcaron historia gracias a este vital concurso.
Lo imperdible - Especial 25 años de Historias Breves

Luis Puenzo, presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Bebe Kamin (cineasta y coordinador de Historias Breves) y Carlos Abbate , rector de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización  Cinematográfica (ENERC) llevaron adelante un encuentro que miró tanto hacia el pasado como hacia el futuro: las tres autoridades recordaron el comienzo de Historias Breves como un hito fundacional del Nuevo Cine Argentino, y detallaron los homenajes que tanto el Festival como el mercado Ventana Sur ofrecerán a la serie anual de cortometrajes, así como a la gran renovación generacional que impulsó en el cine nacional. Además, adelantaron la llegada de una nueva sede de la ENERC, que tendrá lugar en la ciudad de Mar del Plata y estará enfocada en la enseñanza de la animación y los efectos digitales. El diálogo recorrió una historia continua de impulso a las nuevas generaciones, que seguirán fortaleciendo a la industria audiovisual argentina.

Posteriormente se produjo un nuevo tributo a Historias Breves, el cual consistió en la reedición de un material imperdible: las entrevistas originales realizadas a Lucrecia MartelAdrián CaetanoCristian BernardAndrés TamborninoBruno Stagnaro y Ulises Rosell, ganadores de la primera convocatoria de cortometrajes de la serie de películas, que en plena juventud compartieron sus reflexiones, describiendo y analizando sus primeros trabajos audiovisuales en 1995. Estas entrevistas, que no perdieron su frescura y relevancia 25 años después.

Al día siguiente, se realizó un nuevo homenaje en el que la periodista Nora Lafón dialogó con la/los cineastas Sandra GugliottaBruno Stagnaro y Daniel Burman sobre los inicios de sus carreras en el cine, las circunstancias en que realizaron sus cortometrajes para la serie y lo que estos representaron en su formación y trayectoria cinematográfica. Lafón destacó el encuentro como una oportunidad de “contar una carrera que tiene mucho que ver con los inicios del cine independiente, con una nueva generación de cineastas en nuestro país”.

La mesa 25 años de Historias Breves - Hablan las/los directoras/es: Martel - Rosell - Tambornino reunió a estas tres figuras de renombre en el cine argentino, que recordaron las circunstancias en las que produjeron sus cortometrajes para la serie y comenzaron a cimentar grandes carreras en la industria. Ulises Rosell indicó que la primera entrega de Historias Breves “disparó algo que no era menor, que era que había una cantidad de gente estudiando cine que inmediatamente se sintió identificada”. Andrés Tambornino, por su parte, describió el contexto artístico en el que su generación comenzó a desarrollarse en el cine: “Yo creo que había como una rebeldía contra todo lo que se estaba haciendo. Unas ganas de romper y hacer algo distinto. No había muchas referencias, tampoco”. Finalmente, Lucrecia Martel describió la intención común de los cortometrajes de ese año por “escuchar otros sonidos, sonidos más callejeros, no un cine de set solamente. Y ese me parece que era un deseo de encontrarse con la calle”.

En el último encuentro, fue el turno de los testimonios de Adrián CaetanoJorge Gaggero y Pablo Ramos de evocar la primera entrega de la serie de cortometrajes, que representó la aparición de una nueva generación de cineastas y un nuevo paradigma del cine argentino, en una charla con la moderación del crítico Diego Lerer. Caetano se refirió al espíritu común en todos los cortometrajes de la edición de 1995, que “de alguna manera intentaban contar una historia cortita de manera clásica”. Posteriormente, Jorge Gaggero habló del impacto que tuvo esa primera camada de realizadores: “Había un montón de estudiantes, de gente, que en nosotros veía la posibilidad de hacer lo que amaban”, mientras que Pablo Ramos agregó: “De ahí salió algo que torció la historia del cine argentino. Esa multiplicidad de miradas fue una impronta muy fuerte que quedó”.