Noticias

Competencia Internacional

3 preguntas a Lee Jae-eun y Jisun Lim

Las directoras de Kim Min-young of the Report Card dan detalles sobre su película, que integra la Competencia Internacional.
3 preguntas a Lee Jae-eun y Jisun Lim



¿Cuál fue el origen de este proyecto y por qué decidieron contar esta historia?

Lim: Nos conocimos en un pequeño taller de realización de películas y allí hicimos cortometrajes por primera vez, respectivamente. Después de eso, empezamos a pensar en hacer una película mucho más larga, y finalmente llegamos al acuerdo de que teníamos que contar la historia que mejor conociéramos y con la que pudiéramos ser más cariñosas, que fue la de una amistad de 20 años. Trabajamos con alegría recogiendo los puntos que nos resonaban a las dos, pensando en los recuerdos de cada una.
Lee: Cuando comencé a escribir la historia, primero me preocupaba mucho la amistad, así que quería poner esos sentimientos y pensamientos en la película. Creo que la película trata sobre “sentirse molesto con alguien” o sobre “la desilusión”. Estar decepcionado por alguien, en realidad, significa que le tenés mucho afecto. Entonces, quería hablar sobre ese sentimiento, que puede ser un poco infantil pero invaluable.


En la película la imaginación y los recuerdos van expandiendo la experiencia cotidiana de la protagonista. ¿Por qué decidieron abrirse del realismo “puro” para dejar entrar esos otros aspectos y cómo trabajaron esos distintos niveles dentro del relato?

Lim: Comparada con Min-young, Jung-hee prefiere quedarse en los recuerdos y las ensoñaciones. La película sigue a Jung-hee, por lo que hay muchas escenas en las que intentamos visualizar cómo ella evoca los recuerdos con Min-young y cómo expresa su soledad. Cuando filmamos esas escenas, intentamos no poner la limitación en términos de estilo y al mismo tiempo expresar algo de la realidad, y buscamos la mejor manera de mostrar las emociones de Jung-hee.
Lee: Pensaba en Jung-hee como una especie de “narradora”. A través de las historias de Jung-hee, quería compartir su mundo con ustedes. Aunque lleva una vida cotidiana muy normal, ella tiene otra memoria y también un mundo imaginario mucho más solitario y alegre. Para mostrar esto intenté poner diferentes tipos de locaciones y traté de generar diferentes tonos para cada escena.


¿Cómo fue la experiencia de codirigir la película?

Lim: Cuando codirigimos, ya sea cuando trabajamos en perfecta armonía o cuando tenemos una discusión, en ambos casos es genial. Cuando trabajábamos en perfecta armonía nos entusiasmábamos, y cuando teníamos una discusión podíamos abrirnos camino y seguir adelante con la mejor opción. Por encima de todo, en nuestra película hay dos personajes principales, así que hicimos una especie de juego de roles tomando el papel de cada personaje para encontrar escenas o líneas bonitas. Ese es el momento más memorable para mí.
Lee: En primer lugar, este fue nuestro primer largometraje, así que dependíamos mucho la una de la otra. Hubo dificultades cuando estábamos sintonizando nuestros puntos de vista, que iban a ser diferentes, pero a través de este proceso pudimos lograr un equilibrio entre las dos y tener más ideas. Por encima de todo, la mejor parte fue que pudimos compartir nuestras preocupaciones entre nosotras.